EL ENUNCIADO: LAS ORACIONES Y LAS FRASES II