Ir p᧩na principal Aprendiendo a ser generosos


Alumnos del Colegio Cisneros se informan y trabajan sobre las donaciones

Hasta el 31 de octubre se han logrado 18.867 unidades de sangre en Cantabria

M. A. SAMPERIO

Niños y niñas repartiendo información a los vecinos

Alumnos del Cisneros, acompañados de la 'gota de sangre' repartieron información para animar a la donación. / SE QUINTANA

«Llevamos ya muchos años con estas actividades de fomento de las donaciones», comenta el director del Colegio Cisneros, José Antonio Sánchez Raba, que considera que aunque los alumnos de Primaria son pequeños pueden aprender a ser generosos y cuando cumplan los 18 donar su sangre y sus órganos. Ayer, el centro educativo fue escenario de las donaciones de profesores, padres y vecinos de la zona, pero, sobre todo, fue una escuela para aprender a ser generosos.

La Hermandad de Donantes de Sangre colabora con estas actividades. Se trata de formar a los futuros donantes, pero también de conseguir más unidades, ya que las necesidades aumentan y hay problemas puntuales, como los que se viven estos días en los que se ha hecho un llamamiento urgente, especialmente de los grupos 0 y A.

Hasta el 31 de octubre el número de unidades de sangre obtenidas en Cantabria fue de 18.867, un 5,56% más que las alcanzadas en la misma fecha de 2006. En cuanto al plasma se han logrado 1.000 donaciones, lo que supone un descenso del 20,19%. En el cómputo general el incremento es del 3,87 por ciento.

Cantabria sigue figurando a la cabeza de las donaciones a escala estatal, ocupando un quinto puesto, aunque hace unos años estaba en segunda posición. «Es una región generosa», señala Javier Gandarillas, secretario de la Hermandad de Donantes de Sangre de Cantabria. En su opinión, «el descenso en el puesto de donaciones se debe tanto a que el resto de autonomías ha mejorado como a que el anterior responsable del Banco de Sangre no propició la actividad de donaciones, lo que no pasa en la actualidad con el doctor José Luis Arroyo, con el que la cooperación es total».

Los niños del Cisneros repartieron ayer unas hojas informativas animando a los ciudadanos a que entrarán al colegio a donar. Allí, además de la unidad del Banco de Sangre, se había instalado una mesa informativa de Alcer para que el que quisiera se lleve el documento para ser donante de órganos.

Material didáctico

Sánchez Raba explicó que como llevan tiempo trabajando sobre el tema de las donaciones han elaborado un amplio material didáctico sobre las donaciones y se ha contado con la importante colaboración de la profesora Begoña Lázaro. Además, en esta ocasión, una madre de una niña del colegio que recibió un trasplante de hígado a los diez meses, ha escrito una carta para explicar el tema y resaltar la importancia de las donaciones de órganos y sangre. «Son diez minutos que dan meses de esperanza a otros», señala esta madre, Elena Offroy, quién narró la historia de su hija Marina.

Lo importante es que los estudiantes de 3 a 12 años -de Infantil a Primaria- de este colegio vayan conociendo de primera mano que hay que ser generosos y que las donaciones de sangre pueden ser importantes para mucha gente. El Colegio Cisneros tiene numerosos proyectos, entre ellos el de '8 meses, 8 causas', en el que se enmarcan las donaciones, la causa de noviembre. Los alumnos han creado sus propios 'blogs' para el debate.