Atrás LA SUERTE DE VIVIR EN CANTABRIA


Gonzalo García Gómez (Experto en Turismo)


En muchas ocasiones la gente habla del orgullo de ser, de haber nacido en este o aquel sitio. Para nosotros, los que hemos nacido en Cantabria, el orgullo por nuestra tierra lo vivimos, no creemos que sea necesario gritarlo, porque nuestra tierra, nuestra historia, es silenciosa, humilde y generosa.

 La gente suele hablar de la poca pasión que tenemos los cántabros por nuestra tierra. Sin embargo, yo creo que los cántabros sabemos vivir y poner nuestra pasión en las cosas que verdaderamente tienen importancia.

Cantabria no es única, sino especial. No tenemos " lo mejor del mundo ". Quizás no tengamos los mejores monumentos, las montañas más altas, las playas más grandes, los pueblos más hermosos, el mejor clima para ir a la playa o la mejor nieve para ir a esquiar. Pero tenemos de todo. **

Vistas de CantabriaVistas de CantabriaVistas de CantabriaVistas de CantabriaVistas de Cantabria

 Nuestra historia no es famosa por sus batallas y entre nuestra gente ha habido grandes médicos, arquitectos, militares, artistas de fama mundial. Pero nuestra manera de ser no necesita de grandes monumentos para recordar y admirar.

 Esta manera de ser es la que ha conformado una tierra a la que acuden cada año más turistas, que disfrutan de nuestra tranquilidad, de temperaturas agradables que les permite descansar en playas casi desérticas como Oyambre, el Puntal, Noja, de inigualable belleza, recorrer bosques donde encontrar corzos, venados, rebecos en total libertad es frecuente, como en la Reserva Nacional del Saja.

 Visitar y alojarse en auténticos pueblos como Brez o Cahecho, donde la gente les habla de sus costumbres, les ofrecen una gastronomía regional.

 Nuestras colegiatas como la de Santillana, iglesias como al de Castro, cuevas como las de Altamira o Puente Viesgo, quizás serían mucho más conocidas si estuvieran en otras tierras. Pero para nosotros, para los cántabros, nuestros monumentos no son piedras del pasado para enseñar a los turistas, nuestros monumentos son parte de nosotros, como antes fueron de nuestros antepasados.

Una manera de ser, la nuestra, tan especial que nos ha convertido en la Capital Cultura de España, gracias a nuestra Universidad Internacional Menendez Pelayo, el Festival Internacional.

 Por todo ello, los turistas cada vez vienen más a Cantabria, porque les gusta nuestra forma de vivir y les gusta que les dejemos vivir esos días de vacaciones como nosotros.