Atrás DISCURSO EN EL PARLAMENTO


De entre los diversos problemas que veo en nuestra Comunidad Autónoma me gustaría referirme, en primer lugar, al de la construcción masiva en el litoral. Sólo con el fin de conseguir dinero y de atraer habitantes para Cantabria, se está destruyendo el entorno natural de nuestra provincia.
Hay muchos ejemplos de esta agresión urbanística: Castro Urdiales, Ajo, Noja, Isla, Piélagos, etc. Se ha destruido muchísimo monte y terrenos cercanos al mar para hacer esas llamadas "conejeras", pequeños chalets muy juntos, que rompen completamente el bello paisaje de nuestras costas.
Como posible solución, yo creo que se debería construir siguiendo una normativa respetuosa con el medio ambiente, y que habría que derribar lo que se ha construido mal.

También me gustaría hablar de la contaminación del aire y del agua. Hace tiempo subí al pico de Porracolina, desde donde se contemplaban unas vistas preciosas, pero lamentablemente la ciudad de Santander estaba casi tapada por una gran nube de contaminación.
Se pueden hacer muchas cosas sin utilizar constantemente fábricas que contaminan, como obligarlas a poner filtros. Además nos tenemos que dar cuenta que las cosas que ya no nos sirven se pueden reciclar. Una botella de vidrio, por ejemplo, se puede reutilizar infinitas veces. Para ello hay que poner más contenedores de reciclaje en Santander y otros puntos de la región e informar a la gente de la importancia de este tema.
Relacionado con el tema de la contaminación está el excesivo tráfico en nuestras ciudades, que además conlleva, sobre todo para nosotros los niños: respirar humos, sufrir atropellos, y no disponer de más carriles de bicicleta por el abuso de los coches, que incluso aparcan dentro de ellos.

En cuanto a la contaminación del agua, aunque en el mar la cosa va bastante bien con lo del saneamiento de la bahía y las depuradoras, hay ríos en nuestra Comunidad que están seriamente contaminados. Hace un mes fuimos con el Colegio a Polientes y en una marcha observamos que había un tubo vertiendo agua sucia, aceite, objetos sólidos, etc., y todo olía muy mal, y se estaba quedando esa contaminación en el río Ebro por culpa de la depuradora que no estaba en servicio.
Debería destinarse más dinero para solucionar este problema y hacer muchas más depuradoras en los ríos o en el mar, para poder evitar lo que está pasando.

Nosotros confiamos que ustedes solucionen estos problemas.
Muchas gracias por escucharme atentamente.

Mi pregunta es:
¿Tienen ya previsto atajar y solucionar estos problemas que he mencionado?

Ernesto Garrido Labrada

Sexto de Primaria

C.P. "Cisneros"