Atrás

Justo de la Fuente es un médico, misionero cántabro en Chad (África).

Hace una llamada para conseguir medicamentos contra el SIDA (enfermedad con una incidencia cada vez mayor en el sur de aquel país). Igualmente precisa analgésicos, antihistamínicos, glindamicina, rifampicina y otros fármacos. Los interesados en colaborar en esta campaña pueden dirigirse a su hermana Maricruz (exprofesora del Colegio Público "Cisneros") al teléfono particular 942237565

Labor que realizan las Misioneras y Misioneros Identes en Bebedjia (Chad)

Fotos


Un misionero cántabro pide apoyo para el Chad
Publicado en El Diario Montañés del 01.10.2007


Justo de la Fuente, médico y misionero que trabaja desde hace diez años en el Chad, ha regresado a Cantabria por unos días para visitar a su familia e intentar conseguir fondos para poner en marcha un Centro de Formación para Jóvenes en el distrito de Bebedja, en Chad.

De la Fuente estuvo en la sede de la Fundación Marcelino Botín, institución que le becó cuando era estudiante y que ha donado un vehículo todo terreno muy valioso para el trabajo que desarrollada en aquel país africano.

En el distrito de Bebedja esta el hospital, que cuenta con 92 camas, y 17 dispensarios, para atender a una población cercana a los 200.000 habitantes. La superficie incluida en este distrito es de unos 2.500 kilómetros cuadrados. Tres médicos atienden a la población.

Justo y unas pacientes Justo de la Fuente Fotos del hospitalCon los pequeñosPciemtes

Justo (médico y hermano de la exprofesora del colegio, Mari Cruz) con una enfermera y sus pacientes.

El obispado de Doba ha sido responsabilizado por el Ministerio de Salud del Chad, por medio de un convenio, del distrito sanitario de Bebedjia. El distrito sanitario es la unidad básica de acción y cuenta con un hospital y 17 zonas de responsabilidad, cada una abarcando una población aproximada de 10.000 habitantes. Las zonas de responsabilidad deben contar con un centro de salud, dirigido por un enfermero y un pequeño equipo de personas (normalmente 3). Ellos hacen actividades curativas y preventivas. Aquellos casos que sobrepasan sus posibilidades son enviados al hospital con una ficha de referencia. Los medios para desplazarse al hospital dependen de las familias de los enfermos y el más utilizado es la carreta con un par de bueyes.

El hospital de referencia de distrito cuenta con dos médicos y un grupo de enfermeros y auxiliares que aseguran los turnos. Tenemos 90 camas, 1 quirófano, rayos X, ecografía y electrocardiógrafo y un laboratorio.El trabajo siempre te desborda y estás obligado a medir tus fuerzas, pero, con ayuda de la Providencia, nuestro hospital no ha dejado nunca, desde su creación en 1994, de prestar un servicio a la población. El servicio de cirugía es muy prestigioso en todo el país y los precios de las operaciones y de los tratamientos son adaptados al poder adquisitivo de la población, de manera que no es raro que nos vengan enfermos de todo el país e incluso de los países vecinos.

 

Centro cultural para jóvenes

 

Este centro es parte de la labor de que realizamos en la parroquia de Bebedjia que atiende una población aproximada de 50.000 personas, distribuidas en 80 pueblitos. En Bebedjia pueblo, con una población de 15.000 habitantes,   existen 3 escuelas primarias y dos liceos (secundaria). En uno de los liceos existe una  biblioteca, pero no muy bien abastecida; además se encuentra a un kilómetro y medio del nucleo poblacional, lo cual hace que no sea utilizado por muchos jóvenes. Ello nos ha llevado a rehabilitar un local para dar servicio de biblioteca a los jóvenes del pueblo y ya contamos con libros en cantidad moderada. Hemos iniciado, también, la proyección de vídeos los fines de semana. Nuestro proyecto es desarrollar nuevas actividades como cursos de formación, debates, actividades deportivas, etc. que permitan a los jóvenes un campo de acción y de formación en un mundo en plena mutación.