El río Pas

 

Cada lugar está íntimamente ligado a los elementos que configuran su territorio. En este orden, en nuestro municipio ha tenido una influencia capital el río que lo atraviesa de sur a norte, el Pas. Desde los recursos que los primeros pobladores de este territorio pudieron encontrar en sus márgenes, pasando por la época medieval, en la que se construye un puente que resistiera las avenidas del río, asentándose así un poblamiento; hasta las formas de vida que configuran la vida del valle, han estado forzosamente unidas al Pas.

ALGUNOS DATOS SOBRE EL PAS

 Nacimiento Al pie de Castro Valnera y Peñas Negras, en la zona de Vega de Pas, a unos 1200 m de altitud
Longitud 57 kms
Afluentes derecha Pisueña (con Valnera, Junquera, Llerena y Parayas)
Afluentes izquierda Viaña, Pandillo, Yera, Barcelada, Jaral, Aldano y Magdalena
Superficie de la cuenca 647 Km²
Población de la cuenca 33185 habitantes
Demanda anual 13 Hm³
Aportación anual 572 Hm³
Discurre por Pandillo, Vega de Pas, Candolías, Hornedillo, El Burnalón, Gurueba, Ocejo, Gamonal, Entrambasmestas, Alceda, Ontaneda, Vejorís, San Vicente de Toranzo, San Martín, Villegar, Borleña, Prases, Cillero, Santiurde de Toranzo, Villasevil, Corvera, Iruz, El Soto, Pando, Aés, Penilla, Corrobárceno, Puente Viesgo, Vargas, Carandía, Renedo de Piélagos, Vioño, Quijano, Salcedo, Barcenilla, Puente Arce, Oruña, Boo de Piélagos, Mogro y Liencres
Desembocadura Ría de Mogro (entre Mogro y Liencres)

Datos tomados de "El río Pas. Cuaderno de Estudio e Investigación"  C.P. Agustín Riancho de Alceda-Ontaneda

Los Puentes

El trazado de la carretera hacia el Escudo y la ubicación de nuestro municipio, a orillas del Pas, hizo necesaria la construcción de puentes para comunicar ambas márgenes. Sin embargo, esta tarea no resultaba sencilla pues las crecidas o "llenas" del río no respetaban, durante mucho tiempo, construcción alguna en sus márgenes, ya fuese de madera, ya de piedra.

Junto a otros menores, tres puentes han destacado en nuestro territorio y sus inmediaciones: el que cruzaba de Carandía a Vargas, el que nos une con Castañeda y el de Puente Viesgo.

El puente de Carandía, famoso por la batalla entre carlistas y liberales que se libró junto a él en 1833, permitía el paso del Ayuntamiento de Piélagos al nuestro. En la época de la batalla era una construcción de madera, posteriormente se construyó el puente que durante muchos años ha formado parte de la carretera Santander - Burgos, y que podemos ver desde el que actualmente hace dicha función.

No muy lejos de allí, en Vargas, se utilizaba una barca para pasar de una orilla a otra del río, y todavía hoy algunos vecinos conocen como "Paso de la barca" al lugar desde el que se realizaba esta función.

El puente de Puente Viesgo parece tener origen romano, aunque con bastantes reformas y reparaciones posteriores. El primer documento en citarlo es el Pleito de los Valles, en el siglo XV. El puente contaba con la particularidad de no ser perpendicular al cauce del río. Constaba de un solo arco, rematado a ambos lados por dos grandes óvalos (ojos) que hacían la función de rebosaderos en las crecidas. Este puente se mantuvo en pie hasta la Guerra Civil española, siendo dinamitado en 1937. En 1939 se finalizó la construcción del puente actual.

En la zona de Corrobárceno existió desde hace muchos años el llamado "Puente del Diablo", una construcción con tablones de madera para atravesar el río. En 1914 se construyó, con vigas metálicas y cemento la Pontoneta, dando más seguridad al tránsito sobre el río. En el año 2003 se inauguró una nueva pasarela sobre el río.

 

     

Las riadas del Pas

El régimen irregular de los ríos de la vertiente Cantábrica, tiene en el Pas un genuino ejemplo y los habitantes de sus riberas temieron durante mucho tiempo las espectaculares crecidas que se solían producir. principalmente, en otoño y primavera. La necesaria e inevitable construcción de puentes para comunicar las dos orillas del río, así como las edificaciones cercanas ya fuesen viviendas, cuadras o molinos, han sufrido en numerosas ocasiones las acometidas de la fuerza del río. La angustia unas veces y la tragedia otras, han sido compañeras de los habitantes los valles que el Pas atraviesa.

Son numerosas las noticias que se conservan sobre los daños ocasionados por el Pas. La primera de ellas data de 1396, en la que se dice que se comenta la necesidad de reconstruir la iglesia de San Pedro de Alceda, que había sido arrasada por las aguas. Podemos pues imaginar las consecuencias para el resto del valle.

Manuel Ruiz de Salazar, en una de sus obras, pudo recoger datos la riada de 1736: "la inundación de agua más tremenda que jamás se ha visto ni oído,...arruinó los mejores edificios, llevándose desde los cimientos algunas iglesias y ermitas..., muchas casas, prados y tierras con frutos y la mayor parte de los ganados, todos los molinos, ferrerías, presas y puentes.... hasta cerrar el paso desde las Castillas a los puertos de mar...." Añadiremos a la lista las 69 vidas humanas que se llevó la crecida. Al año siguiente el río se cobró el tributo de otras 93 personas, además de repetir el destrozo de casas, iglesias, molinos, puentes y un largo etcétera de desgracias. También se tienen noticias de otras crecidas históricas que se produjeron en 1581, en 1834, y varias en el siglo XX;  la más reciente de las cuales, ocurrida en 1983, tuvo por protagonista tanto al Pas como a su afluente el Carrimón.

A raíz de las últimas riadas se inició una política de encauzamiento del río con la construcción de muros y escolleras que impidan que las consecuencias de una riada produzcan grandes destrozos. No obstante, estas obras han sido criticadas por grupos ecologistas que no están de acuerdo con la desaparición de una parte de la vegetación ribereña y los posibles efectos contrarios a lo que se pretende que dicha desaparición podría llevar.

Imágenes de la riada del 27 de Agosto de 1983, en el vecino pueblo de Renedo de Piélagos

    La pesca

 El río Pas es también una fuente de riqueza por las pesquerías que en él se han realizado desde tiempo inmemorial. Ya en numerosos documentos  medievales aparecen referencias a pleitos, concesiones y otros asuntos relacionados con la pesca, por lo que podemos asegurar que desde hace mucho tiempo ha sido uno de los más ricos en pesca del norte de España.

Sin despreciar la trucha y otras especies, la pesca del salmón es la más importante en el Pas, aunque lleva unos años en declive debido, entre otras razones, a la contaminación de su  hábitat. Esperemos que las obras del saneamiento integral que se están llevando a cabo, influyan positivamente en la recuperación de la especie.

Actualmente, la pesca deportiva también es una fuente de riqueza para nuestro municipio, pues atrae a numerosos aficionados que acuden a nuestras riberas a practicar su deporte favorito, ya que aquí están los mejores cotos salmoneros del Pas.

La pesca del salmón, reúne diversos ingredientes difíciles de encontrar juntos: deporte, técnica, arte, espectáculo… y gastronomía. El pescador ha de ser un buen conocedor del río, pues debe revisar los pozos hasta localizar al salmón. A continuación calcula la distancia y con un rápido movimiento de caña de atrás hacia adelante, lanza el cebo al sitio exacto. Cuando el salmón ataca el cebo, comienza la parte más espectacular: la lucha entre la fuerza del pez y la astucia del pescador. El salmón da fuertes sacudidas y saltos que le elevan fuera del agua. El pescador ha de ir soltando y recuperando el sedal, desgastando las fuerzas del animal. Cuando consigue acercar la presa a la orilla será el momento de utilizar el gancho de acero con que lo izará a tierra. 

El final del proceso tendrá lugar en la mesa, donde la carne de color rojo anaranjado del salmón dará lugar a un plato exquisito, a poco que el cocinero se esmere en su tarea.

Un reto especial para los pescadores es capturar el primer salmón de la temporada. Éste recibe el sobrenombre de “el campanu”, ya que antiguamente era costumbre, en algunos lugares, tocar una campana para anunciar la pesca del primer salmón.

    El salmón

Los salmones pertenecen a la familia Salmónidos. El salmón del Atlántico, el que habita en nuestros ríos, recibe el nombre científico de Salmo salar.

Su cuerpo alargado está cubierto por escamas pequeñas y redondeadas, y tienen una aleta adiposa entre la dorsal y la cola. El color de su cuerpo va cambiando desde los tonos apagados, antes de la época de reproducción, hasta los colores brillantes durante el desove. También es característico el hocico ganchudo y la joroba dorsal que el macho adquiere en esa temporada.

El peso medio de un ejemplar adulto está en torno a los 7 kg, aunque se han pescado ejemplares que quintuplican dicho peso. Se alimentan de peces pequeños, insectos y crustáceos.

Este  pez  vive tanto en agua dulce como salada. Muchos regresan del mar a los ríos en que nacieron, para desovar y las crías emigran de los ríos al mar una vez que alcanzan la madurez. El instinto migratorio de los salmones es muy específico, y cada generación regresa a desovar al mismo lugar donde lo hizo la generación anterior.

Los salmones llegan al Pas a principio de verano y remontan la corriente nadando varios kilómetros cada jornada. Cuando encuentran un obstáculo lo salvan mediante potentes saltos que pueden superar tres metros de altura.

En el lugar de freza, por octubre o noviembre, la hembra pondrá unos 20.000 huevos, tras lo cual los salmones adultos regresan al mar. Los alevines, que se convertirán en jóvenes salmones, permanecen en el río durante unos dos años, en antes de seguir el camino de sus padres.


    Los cotos

Según nos han informado pescadores de la zona, estos son los mejores tramos de pesca de salmón en nuestro municipio:

TRAMO

LOCALIZACIÓN

LONGITUD

POZOS

Puente Viesgo

Desde La Presa hasta el Covanchón

770 m

La Central, Espumeros, Las Escuelas y La Tablilla

Covanchón

Desde “la Curva” hasta el Retiro

1110 m

Covanchón, El Estrecho, El Matadero, La Fuentilla y La Curva

La Cruz

Entre Covanchón y La Corva

1120 m

La Cruz, La Escollera, La Zorra y La Corva

Libre

 

 

La Higuera, La Alisa, La Barca, El Cubo y La Presa

Dos Ríos

Desde la unión del Pas y el Pisueña, hasta la Teja

790 m

Dos Ríos, Peña Nariz, El Lavadero, Bejuca y La Teja

Güedes

Entre La Ribera y el puente de Carandía

600 m

La Corriente, El Cruce de Güedes y Juana Díez

La Barca

Desde el puente de Carandía hasta la colada de La Barca

1850 m

El Puente Viejo, La Argolla y La Barca

El Pas también tiene otros interesantes tramos salmoneros fuera de nuestro municipio, y también suelen estar muy solicitados los siguientes:

Libre

Desde La Barca hasta la presa de Salcedo

 

Colurnuas, El Plátano, Parayo, Puente de Hierro, Cañonero, Piedras, La Cerrada y Fortero

La Cantera

Entre la presa de Salcedo y el molino de Tagle

2360 m

La Presa, La Cantera, Refugio, La Fuente y Los Robles

El Castañalón:

Desde el molino de Tagle hasta el puente viejo de Oruña

1990 m

Castañalón, Salce, El Solar, La Pelía, Vivero y La Hoya

Respecto a la pesca de trucha estos son los cotos del Pas y Pisueña:

RÍO

COTO

LOCALIZACIÓN

LONGITUD

Pas

Riolangos

Desde la confluencia del Pas con el Magdalena hasta la confluencia del Pas con el Barcelada

7300 m

Pisueña

Puente del Diablo

Desde la Presa de La Penilla hasta la Presa de Carrieda

6500 m

    Algunos datos sobre las capturas de salmón en el Pas

En el año 1949 se comenzaron a contabilizar de modo oficial las capturas de salmón en los ríos cántabros. Año a año se registra el número de ejemplares izados a tierra, no obstante, esta cifra refleja los capturados oficialmente, pero el número real es difícil de saber ya que la propia Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca, estimaba que en Cantabria el número de capturas furtivas podría triplicar el de las homologadas.

Nos cuentan algunos ribereños, no sin cierta sorna, que es sabido por todo el mundo el gran poder de salto que poseen los salmones y por ello no era extraño encontrarlos tirados en “el prau” al ir a las faenas del campo. Actualmente, la decadencia del número de salmones y la labor de vigilancia hacen más difícil la pesca furtiva.

Ciñéndonos a los salmones oficiales aquí tienes algunos datos: 

Año de mayor número de capturas

1971 con 699 salmones

Año de menor número de capturas

1949 con 10 ejemplares

Salmón de mayor peso en el Pas

15,800 kg (2º a nivel nacional) Pescado por el ampuerense Jaime del Río ¿predestinado? En el Pozo de Dos Ríos

Campanu

Entre los afortunados pescadores que han conseguido este trofeo se encuentra un antiguo alumno: Roberto Gutiérrez Godón, que en el año 2001 izó a tierra un salmón de 5 kg en el tramo libre de Renedo.

Claro que no es de extrañar sabiendo que su padre, Román Gutiérrez, es un experto pescador que también lo ha logrado en más de una ocasión. En la foto le vemos con el "campanu" del 2003.