La ebullición

 

Cuando se calienta el agua por encima de 100 grados, se transforma en un gas, que llamamos vapor. Pero no se puede ver porque es transparente.

El agua hierve a una temperatura de 100 grados, que se llama punto de ebullición. En una olla a presión, el agua llega a una temperatura de 120 grados antes de hervir y así la comida se cuece más rápidamente.

 

 

Gota.gif (241034 bytes)