PLAN DE CONVIVENCIA

 

 

          0. Normativa de referencia.

·        LEY ORGÁNICA 2/2006, de 3 de mayo, de Educación.

·        Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la violencia de género

·        Decreto 115/2005, de 21 de octubre, de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, por el que se establecen las normas de convivencia en los centros docentes sostenidos con fondos públicos que imparten enseñanzas escolares.

·        Resolución de 4 de abril de 2006, del la Dirección General de Ordenación Académica, por la que se dictan instrucciones en relación con el acoso escolar en los centros docentes sostenidos con fondos públicos que imparten enseñanzas escolares.

·        Estatutos Europeos para los centros educativos democráticos sin violencia

 

I. El centro docente

 

a)      Características

 

            La características del centro: ubicación, alumnado, equipo docente, espacios, etc. se detallan en nuestro Proyecto Educativo, a la vez que se actualizan anualmente en la Programación General Anual y Memoria que se envían al Servicio de Inspección Educativa. Todos estos documentos contienen la información detallada y actualizada.

 

 

b)      Situación actual de la convivencia

            “Aprender a convivir con los demás es una finalidad esencial de la educación y representa uno de los principales retos para los sistemas educativos actuales. Se trata de un aprendizaje valioso en sí mismo e imprescindible para la construcción de una sociedad más democrática, más solidaria, más cohesionada y más pacífica.”   Informe a la UNESCO de la Comisión Internacional sobre la educación para el siglo XXI al señalar la necesidad de que los alumnos aprendan en la escuela a convivir

La preocupación por la convivencia en los centros educativos es creciente y generalizada en la mayoría de los países, aunque no en todas partes tenga la misma incidencia. Si la proliferación de noticias en los medios de comunicación, sobre casos puntuales, es algo alarmante y que nos tiene que hacer reaccionar y preocupar a toda la sociedad, más preocupante sería que, sin desaparecer los problemas, dejaran de ser noticia, bien por ocultación o, peor aún, que lo que hoy vemos con alarma se convierta en una rutina a asimilada y natural dentro de la vida de los centros.

Nuestro Centro debe y puede hacer frente a esta situación, aunque sería iluso creer que cuenta con las condiciones necesarias para hacerle frente por sí solo a este problema casi universal y complejo. Pensar que la escuela es la única solución a todos los problemas que se puedan generar en la sociedad, sería entrar en una trayectoria peligrosa y de trazos pesimistas, pues supondría aceptar que las demás partes no saben y/o no quieren intervenir en su ámbito, con lo que quedan aparentemente exentas de su parcela de responsabilidad. Si así se actúa, los problemas, con casi toda seguridad, continuarán o aumentarán.

Consideramos como conflicto aquellas actuaciones individuales o grupales que perjudican algún aspecto del desarrollo físico, psíquico o social de personas o el logro de los objetivos del centro. Los conflictos que se producen con más frecuencia son las peleas y discusiones en el comedor y en el transporte, peleas y discusiones en los recreos, desobediencia a las monitoras del comedor y del transporte y algunos comportamientos incorrectos que dificultan la marcha normal de las clases. Las causas o agentes que nos parecen más influyentes se pueden explicar diciendo que los alumnos y alumnas pasan demasiado tiempo sin la supervisión de la familia, influenciados por los ejemplos que ven en programas televisivos, también están influenciados por el tipo de juego que practican delante de los ordenadores y videoconsolas, de tal forma que empiezan a ver normales conductas que no son las adecuadas. Otra de las cosas que influye es la manera de enfocar la legislación: aprenden rápidamente sus derechos pero no les interesa las obligaciones.

Para la preparación de este Plan se ha consultado de distintas formas a los miembros de la comunidad educativa, uno de los procedimiento ha sido utilizando cuestionarios abiertos y una vez procesada toda esta la información por el Equipo Directivo y analizada por la Comisión de Convivencia, disponemos de los siguientes datos sobre la situación actual de la convivencia en nuestro centro:

 

Resumen de datos:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

c)      Respuestas del centro.

 

De forma general, hasta la fecha, los docentes nos hemos ocupado de aquellas que afectan a la convivencia en el centro, con los últimos estudios que se han realizado sobre conflictos en contextos escolares y más concretamente sobre las situaciones de acoso y sus consecuencias, adquirimos todo el profesorado el compromiso de una actitud más observante y comprometida para garantizar que este tipo de actuaciones no sean un problema en el normal desarrollo de nuestros escolares ni en el logro de los objetivos que se ha propuesto en Centro.

 

Con el presente Plan de Convivencia pretendemos abordar la parte que nos corresponde aunando los recursos propios y externos, e implicando a los distintos colectivos más próximos a la escuela.

 

La realidad escolar en nuestro centro está sujeta a continuas variaciones, varían en el tiempo los intereses de los padres, las expectativas de los alumnos, los recursos de los centros, la procedencia de alumnado, cambian los valores, el concepto y la práctica de autoridad, las normas legales, el sentido de la libertad y de lo justo, la escuela, en definitiva, refleja la complejidad de la sociedad. Por lo tanto, la propuesta de este Plan de Convivencia no es fija para todos los cursos, cada curso tendrá una propuesta de actividades adaptadas a la realidad del clima de convivencia del centro.

 

En la elaboración de este Plan de Convivencia se ha procurado la participación de la comunidad educativa y para conseguir los efectos que deseamos, en todo momento se buscará la máxima colaboración posible entre las familias y el centro ofreciendo a nuestros alumnos, a nuestros hijos, modelos de actuación coherentes que orienten en el mismo sentido.

 

            Este Plan de Convivencia es complementario a las normas de convivencia en vigor, la diferencia principal es que mientras las normas definen los derechos y deberes del alumnado y establecen sanciones por la comisión de actos contrarios a la normal., el Plan de Convivencia debe prevenir actuaciones contrarias al desarrollo de una buena convivencia en le Centro.

 

 

 

d) Relación con las familias y los servicios externos.

 

            Las familias de nuestros alumnos, son un pilar básico en todos los aspectos relacionados con la convivencia en el ámbito escolar, padres y profesorado se necesitan para hacer frente común y ayudar a nuestros escolares en la tarea de “aprender a vivir juntos” y en “aprender a ser” (Informe Delors).

            La participación de las familias en la vida escolar varía mucho a lo largo de todo el proceso educativo. Mientras que en las edades mas tempranas se cuenta con la implicación de los padres para colaborar en todo lo referente a la educación de sus hijos, conforme van creciendo, esta implicación, en la mayoría de los casos, pasa a un segundo plano, como se puede constatar con la asistencia a las reuniones de tutoría. Esta participación debe ser más frecuente, más comprometida y sobre todo más generalizada. En este sentido, las propuestas encaminadas a una mejor participación estarán siempre abiertas por parte del centro, muy especialmente, desde la acción tutorial.

           

 

 

e) Experiencias y trabajos previos desarrollados en relación con la convivencia del centro.

 

            Educación para la paz está en los objetivos formativos del centro desde su comienzo, no siempre lo ha estado en forma explícita pero sí en todas las ocasiones que se han presentado. Como tema transversal se viene impartiendo, de acuerdo con nuestro proyecto curricular; además el centro viene organizado actividades  de convivencia desde hace ya varios años, realizando una excursión final de curso donde participan todos los miembros de la comunidad educativa: padres, madres, familiares, exalumnos, etc.

 

            También se han llevado a cabo a lo largo de estos últimos cursos, programas de mejora para la convivencia del centro, trabajado básicamente a través del Plan de Acción Tutorial, tanto para dar respuesta a alumnos concretos que podían presentar problemas específicos de conducta y convivencia, como a nivel grupal desarrollando aspectos de habilidades de socialización. Estas actuaciones no solo se desarrollaron con los alumnos sino que también se trabajaron con las familias con el fin de mejorar y facilitar su coordinación con el Centro. Todas estas actuaciones se concretaron en la formación de un equipo formado por los especialistas de PT, AL y Orientadora del Centro que llevaron a cabo unas charlas debate para resolver dudas y aclarar concepciones erróneas en un clima distendido.

 

              Se ha actualizado igualmente el RRI, a partir del Decreto 115/2005 de la Consejería de Educación; el profesorado también ha realizado seminarios y grupos de trabajo sobre adquisición de habilidades sociales.

 

 

f) Necesidades de formación y recursos.

 

            Si la formación permanente es un derecho de todas las personas,  la formación del profesorado adquiere un especial relieve en un serio intento de mantenerse actualizado tanto en contenidos como en recursos didácticos y la correspondiente proyección en el aula; en este sentido el profesorado del centro viene formándose por distintos medios (Centros de Profesores, Universidad, Sindicatos), o bien de forma autónoma. Los temas de formación siempre han estado relacionados con los aspectos que más interés han despertado en cada profesor y normalmente se han elegido entre los ofertados por estas instituciones.

            Las nuevas investigaciones sobre la situación de la convivencia en general y especialmente en los centros educativos, junto con la preocupación de la sociedad por la relevancia que está adquiriendo el tema, son motivos más que suficientes para que se  amplíe la oferta formativa para el profesorado, con el fin de que pueda adquirir nuevas competencias que hagan posible la mejora de la convivencia.

            El conocimiento en profundidad de la normativa legal vigente, la adquisición de habilidades sociales para el profesorado, los conocimientos prácticos sobre mediación, modelos escolares inclusivos, nuevos modelos de gestión del aula, identificación y actuación sobre situaciones conflictivas (muy especialmente el acoso escolar), y en general los contenidos relacionados con la acción tutorial y la convivencia son competencias que, en su conjunto, inciden de modo positivo en la mejora de la convivencia en los centros educativos.

 

 

 

 

 

II. Objetivos.

 

Con el fin de mejorar la convivencia pretendemos:

 

a) Conseguir la integración de todo el alumnado sin discriminación por razón de raza, sexo o edad.

 

b) Fomentar la implicación de las familias.

 

c) Mejorar las relaciones entre todos los miembros de la comunidad educativa.

 

d) Prevenir los conflictos.

 

e) Fomentar hábitos de convivencia que faciliten la consecución de los objetivos del centro.

 

 

III. Acciones previstas.

 

Las actuaciones que tengan lugar cada curso se incluirán en la PGA.

 

Toda la comunidad educativa del centro:


Como orientaciones que han de servir de guía a todas las actuaciones de nuestra comunidad educativa, asumimos los Estatutos europeos para los centros educativos democráticos sin violencia:

 

1.-Todos los miembros de la comunidad educativa tienen derecho a un centro seguro y sin conflictos. Cada individuo tiene la responsabilidad de contribuir a la creación de un ambiente positivo que favorezca el aprendizaje y el desarrollo personal.

 

2.-Todos tienen derecho a ser tratados y respetados por igual con independencia de sus características personales (sexo, raza, religión, etc...). Todos gozan de libertad de expresión sin riesgo de discriminación o represión.

 

3.- La comunidad educativa garantiza que todos sus miembros conocen sus derechos y responsabilidades.

 

4.- Cada centro educativo democrático posee un órgano de toma de decisiones elegido democráticamente y compuesto por representantes de los estudiantes, profesores, padres y otros miembros de la comunidad educativa, según proceda. Todos los miembros de este órgano tienen el derecho de voto.

 

5.- En un centro educativo democrático, los conflictos son resueltos en estrecha colaboración con todos los miembros de la comunidad educativa, de una manera constructiva y sin violencia. Todo centro educativo tiene personal y alumnos preparados para prevenir y solventar los conflictos a través de actuaciones de mediación y consenso.

 

6.- Todo caso de violencia es investigado y tratado con la mayor prontitud posible, y es examinado en profundidad ya sean alumnos o cualesquiera otros miembros de la comunidad educativa los implicados.

 

7.- El centro educativo forma parte de la comunidad local. La cooperación y el intercambio de información con otras entidades locales son esenciales para le prevención y la resolución de los problemas.

 

 

 

Todo el profesorado:

 

Formación destinada a:

·        Conocer la situación actual de la convivencia en los centros educativos.

·        Conocimiento en profundidad la normativa sobre convivencia que afecta los centros educativos.

·        Mejorar las estrategias para detectar e identificar situaciones de conflicto.

·        Potenciar las habilidades sociales dirigidas a la resolución pacífica de conflictos.

·        Fomentar actuaciones preventivas desde la acción tutorial para la mejora de la convivencia.

·        Desarrollar estrategias para marcar los límites dentro del aula con el fin de  prevenir situaciones de conflicto.

·        Fomentar actuaciones dirigidas a la orientación de los padres de alumnos para la mejora de la convivencia.

·        Recursos pedagógicos ante el alumno disrruptor.

·        Desarrollar trabajos cooperativos.

 

 

 

Acción tutorial:

 

 

 

 

 

Equipo Directivo:

 

 

 

Madres y Padres:

 

El centro facilitará la organización de actividades de formación de padres destinadas a la consecución de los objetivos edictitos y, en especial, a la mejora de la convivencia  escolar

Desde el centro se incluirán sesiones abiertas en los proyectos de formación del profesorado que faciliten la actuación conjunta profesores/padres, siempre que así lo solicite el Consejo Escolar.

Motivar e implicar más a lo padres-madres para no descuidar la educación de sus hijos-as.

 

 

Alumnado:

 

Los alumnos del centro asumen el compromiso de no inhibirse ante las agresiones a un compañero, mostrando su repulsa y facilitando información de los hechos a su tutor o ante un miembro del equipo directivo.

 

También proponen la realización de juegos y actividades que favorezcan el conocimiento mutuo para llevarse mejor.

 

Igualmente señalan que sería bueno hablar periódicamente de la marcha de la convivencia para ver se así se puede arreglar algo.

 

 

IV. Procedimiento en caso de acoso e intimidación.

 

Se actuará conforme a lo establecido en la Resolución de 4 de abril de 2006, de la Dirección General de Ordenación Académica, por la que se dictan instrucciones en relación con situaciones de acoso escolar en los centros docentes sostenidos con fondos públicos que imparten enseñanzas escolares.

 

 

V. Seguimiento y evaluación.

 

Las actuaciones previstas en el presente Plan de Convivencia escolar comenzarán a desarrollarse al inicio del curso 2006/07 formando parte de la Programación General Anual. Corresponde al Equipo Directivo garantizar la coordinación y el cumplimiento de los plazos establecidos en el mismo.

            La Comisión de Convivencia dará cuenta al Consejo Escolar de las actuaciones realizadas y de los resultados obtenidos tanto de la aplicación de las normas de convivencias como de la marcha del Plan de Convivencia; las fechas previstas son:  octubre de 2006, primera reunión informativa para programar actuaciones que favorezcan la convivencia del centro; diciembre de 2006, análisis de la marcha del plan; junio de 2007, evaluación y propuestas de mejora. Con anterioridad a este informe el Director convocará a la Comisión de Convivencia, le facilitará los datos oportunos y analizará la trayectoria de la convivencia en el centro, preparando, si se considera necesario, las propuestas que pueda estimar.

            Del mismo modo, antes de finalizar el curso se preparará por la comisión de Convivencia la información necesaria destinada a la elaboración del Informe Anual de Convivencia por parte del Consejo Escolar. Este informe que servirá de base para la programación de actividades del curso siguiente y toma de decisiones, se remitirá una copia  por el Director a  la Dirección General de Ordenación Académica.

Evaluación (sentido formativo) y procedimientos

 

 

 

VI. Difusión del Plan de Convivencia.

 

            Una copia de este Plan de colocará en la Web del centro para su consulta. A través del correo electrónico del centro se podrán aportar sugerencias por parte de los interesados.

            En las reuniones con padres se incluirá un punto para dar información de los aspectos más relevantes del Plan.

            El profesorado elaborará documentos adaptados a las distintas edades de los alumnos que faciliten la información sobre los aspectos más básicos del Plan.

            A los alumnos se les facilitará información, adaptada a su edad, por medio de sus tutores de los contenidos que les afecten más directamente.

            Una copia del Plan estará el la Secretaría del centro a disposición de cualquier miembro de la comunidad escolar que lo solicite para su consulta.