LA REPRODUCION HUMANA

 

 

 

 

 

La reproducción humana es sexual, porque intervienen dos sexos: el femenino y el masculino. Es vivípara porque las crías nacen del vientre de la madre.

 

 

 

LAS DIFERENCIAS SEXUALES: HOMBRES Y MUJERES.

 

Los rasgos sexuales primarios son los de sus órganos reproductores.

Los chicos comienzan a tener bigote y barba, su voz se hace grave, se desarrolla la nuez y la espalda se ensancha. Durante la pubertad, además, en los dos sexos aparece vello en el pubis y en las axilas.

 

 

 

 

 

 

 

 

LOS ORGANOS Y LAS CELULAS SEXUALES.

 

             

 

Los órganos reproductores forman el aparato reproductor.

 

Cada aparato reproductor produce unas células especiales, llamadas células reproductoras. La célula reproductora femenina es el óvulo y la célula reproductora masculina es el espermatozoide.

 

 

Todos los seres vivos tienen en sus células información acerca de cómo son y como funcionan. El conjunto de todos estos datos se llama información genética.

 

La herencia es el conjunto de características que proceden del padre y de la madre.

 

Las funciones del aparato reproductor  femenino son:

-Producir óvulos  en unos órganos  llamados  ovarios.

-Permitir que se produzca la fecundación, que es la unión  del óvulo y del espermatozoide.

-Hacer posible la vida de la célula que resulta de la unión.

 

  Al nacer, una niña tiene en sus ovarios cerca de 400000. Solo maduran unos 500.

A partir de la pubertad, los ovarios liberan un óvulo cada 28 días. Este es el comienzo menstrual.

La parte externa del aparato reproductor femenino es la vulva, dos ovarios, en cuyo  interior se encuentran los óvulos, que maduran.

Las trompas desembocan en una cavidad llamada matriz o útero.

El útero  comunica con el exterior por un delicado conducto musculoso, que es la vagina.

Las funciones del aparato reproductor masculino son:

-Producir espermatozoides en unos órganos llamados testículos.

-Poder llevar estos espermatozoides al interior del cuerpo de la mujer.

 

LA FECUNDACION.

La unión del óvulo con el espermatozoide se llama fecundación.  

El embarazo es cuando se desarrolla el nuevo ser. En la fecundación humana dura sobre unas 39 o 40 semanas, nueve meses.

El feto se desarrolla en el interior del cuerpo de la madre protegido por el amnios y flota en el líquido amniótico.

Al segundo mes ya tiene manos, pies, orejas y ojos.

Al tercer mes ya tiene los órganos reproductores.

Al cuarto mes ya tiene las huellas dactilares.

Al sexto mes ya tiene los órganos de los sentidos.    

 

     

 

TRABAJO REALIZADO POR:

RUBÉN LACASA MESEGUER.